Cuando el oficio de convierte en pasión grandes cosas suceden, y tal es la historia de Roger Dubuis, una marca que lleva el nombre de uno de los relojes más importantes de los últimos tiempos, que en su infinita experiencia decidió emprender el camino de no sólo conceptualizar y fabricar relojes, sino hacerlo bajo su propia firma.

Nacida en 2005, Roger Dubuis se ha convertido en la marca relojera suiza rebelde, esa que llegó para romper todos los esquemas y paradigmas sobre lo tradicional que puede ser un reloj de lujo. Innovando con materiales, formas y conceptos, esta marca ha logrado elevar el estandarte de uno de los premios más cotizados de la industria: el Poinçon de Genève, que certifica que el movimiento del reloj se ha hecho en la Ciudad o Cantón de Ginebra, y además evalúa la decoración y acabado de este, y distintas pruebas de precisión.