Aunque nació como una línea de joyería clásica en 2001, Hulchi Belluni se ha diversificado en todo un espectro infinito de estilo, en el que la alta calidad, los detalles y los mejores acabados, son reconocidos mundialmente. Las habilidades con las que su creadora, Martine Hul, ha sabido desarrollar esta marca de Bélgica se las atañe ella misma a su práctica del Feng Shui, principios por los que rige no sólo su compañía sino sus diseños.

Un logro destacable de esta casa han sido los modelos de “configuración invisible” que han representado el gran éxito de la marca a nivel global, y que se dio en 2006 con el nacimiento de la colección BELLUCCI, que se ha convertido en la joya de la corona de esta marca.