Proveniente de una de las empresas familiares joyeras más importantes de Italia, Mattia Cielo decidió emprender su propia marca personal, desarrollando así un producto único y original en el que la tecnología y la innovación son la clave del éxito.

Con el propósito de crear joyas “para el tercer Milenio”, Mattia Cielo se ha apegado a un estilo vanguardista en el que cada componente de sus colecciones brilla y luce gracias al movimiento y la fluidez de su ingenioso talento.

El hilo de titanio, por ejemplo, una de sus insignias tecnológicas, le permite hacer joyas flexibles, elásticas y ligeras, con formas que se dirigen a una mujer moderna que no quiere ostentar, sino que es líder en su estilo.